Green Ports: Puertos sostenibles

0
78

La creciente preocupación por la sostenibilidad a nivel global no es ajena al sector portuario.

Tal y como lo definen la Asociación Internacional de Infraestructura del Transporte Acuático (PIANC) y la Asociación Internacional de Puertos (IAPH), un puerto sostenible es “aquel en el cual la Autoridad Portuaria junto con los usuarios del puerto, desarrollan y operan proactivamente y responsablemente, con base en una estrategia de crecimiento económico ambientalmente sostenible, y con una filosofía de trabajo que empieza con una visión a largo plazo de la zona donde el puerto está ubicado, desde su privilegiada posición dentro de la cadena logística, asegurando un desarrollo que anticipe las necesidades de las futuras generaciones, para su propio beneficio y para la prosperidad de la región a la que sirve”.

Existen varias iniciativas y medidas que pueden ser adoptadas por los puertos para lograr un transporte marítimo más limpio y con menos impacto en las emisiones de gas a la atmósfera. Las iniciativas que contribuyen a la descarbonización de las actividades relacionadas con los entornos portuarios implican, por una parte, la actuación sobre las emisiones de gases a la atmósfera derivados de los combustibles durante el transporte marítimo y, por otra, al modo de gestionar las operaciones terrestres y marítimas en los puertos, lo cual ha derivado en el concepto de los Green Ports.

ONSHORE POWER SUPPLY

Una de las principales medidas relacionadas con la sostenibilidad en puertos es el Onshore Power Supply, consistente en la conexión de los buques atracados en el muelle a la red eléctrica del puerto, proceso durante el cual las embarcaciones apagan los motores auxiliares, reduciendo así las emisiones generadas. Mediante la red eléctrica en el lado tierra se suministra la energía necesaria para que puedan llevarse a cabo las actividades que de forma habitual se realizarían mientras el buque permanece atracado.

La ventaja fundamental de este método es la reducción directa de los óxidos de azufre y nitrógeno y del dióxido de carbono, además de contribuir a otros aspectos como la reducción de los niveles de ruido y vibraciones en las inmediaciones del puerto. Además, es una medida que resulta económicamente rentable a nivel operativo.

GNL

Otra de las iniciativas que está cobrando cada vez más fuerza y que ya ha comenzado a aplicarse es el uso de motores de gas natural licuado GNL en las embarcaciones. El uso de GNL permite llevar a cabo un proceso de combustión más limpio y menos contaminante que con los motores diésel. Se estima que el uso de GNL consigue reducir en un 95% las emisiones de SOx, alrededor de un 90% las de NOx, y cerca del 25% las de CO 2 , además de eliminar casi en su totalidad las partículas sólidas suspendidas. Muchas de las nuevas embarcaciones que van a construirse por parte de las principales navieras ya van a contar con motores de GNL. De igual manera, existe la opción de instalar filtros sobre las chimeneas de los barcos (scrubbers) para captar gases de escape, además de ayudar a la decantación de partículas sólidas.

La evolución de los equipos portuarios hacia combustibles alternativos híbridos es otros de los factores de mitigación del impacto ambiental. Se estima que este tipo de equipos tiene una influencia de aproximadamente el 8-10% sobre el total de las emisiones de gases de efecto invernadero GEI en los puertos.

Reemplazar los motores de propulsión actuales de las embarcaciones remolcadoras por motores a gas natural, o realizar la conversión de los actuales motores de los RTG y otros equipos de manutención en motores híbridos, optimizando los consumos energéticos, son otras de las opciones de mitigación.

Las anteriores iniciativas ya se están llevando a cabo en varios de los principales puertos internacionales. Sin embargo, existen otras medidas menos innovadoras pero que también contribuyen a preservar la sostenibilidad y que deben tenerse siempre presentes.

TRANSPORTE INTERMODAL
Este es el caso del impulso del transporte intermodal, el cual acentúa el desempeño económico y ambiental de la cadena logística, utilizando cada medio de transporte de la manera más productiva y eficiente posible. Ejemplos de ello pueden ser el Transporte Marítimo de Corta Distancia (Short Sea Shipping) o mayor uso del ferrocarril para conectar los centros de consumo/producción con los puertos.

De cara a aplicar las medidas de mitigación de impacto ambiental planteadas, uno de los primeros pasos es disponer de los instrumentos necesarios para realizar las mediciones de la huella de carbono en los puertos. Conocer la métrica de las emisiones de GEI permite actuar en consecuencia sobre su reducción y posterior compensación. Para ello, los puertos deben realizar un diagnóstico y un plan de acción para la implementación de las iniciativas Green Ports.

Por tanto, el desarrollo de iniciativas de Green Ports en los puertos, necesita de la colaboración de toda la Comunidad Portuaria, así como del desarrollo de diagnósticos y planes de acción específicos para cada puerto por parte de especialistas en la materia, donde se analicen los beneficios ambientales y sociales que pueden obtenerse, la facilidad en el uso y aplicación de las iniciativas, así como un análisis costo-beneficio detallado para cada caso.

Fuente: T21 – Extraído de: GlobalportsArg

DEJA UNA RESPUESTA