Acuerdo de trabajo conjunto en el complejo portuario Rosario

0
169

La firma del histórico acuerdo se realizó con la presencia del Subsecretario de Puertos y Vías Navegables, el Presidente de la Cooperativa de Trabajadores Portuarios Herme Juarez, el Pte. de la BCR, Alberto Padoán, Ángel Elías, presidente del ENAPRO y del Consejo Portuario Argentino entre otras autoridades presentes.

Cinco empresas se mostraron interesadas en competir por el servicio de estiba en los puertos cerealeros de Puerto San Martín y Timbúes, al norte de Rosario, ahora que la cooperativa de trabajadores portuarios, liderada por Herme Júarez, se comprometió por escrito a no trabar el ingreso de competidores al servicio que por décadas prestó de manera monopólica en las terminales del norte del Gran Rosario.
Según fuentes del sector portuario, las empresas son: Murchison, Brayco, Milisenda, Port Side Maritime, y Servicios y Asesoramiento Portuario. Éstas empresas, más la cooperativa, tienen hasta semana para presentar sus ofertas a la Cámara de Puertos Privados Comerciales para una suerte de concurso privado por la prestación de los servicios. Pero si bien la entidad revisará los papeles, será luego cada puerto por separado el que definirá su proveedor y el tipo de contrato que firma por el servicio.
En ese sentido, se espera que la cooperativa mantenga varios de sus clientes actuales porque hay una buena opinión de la calidad de su servicio. No se informó si el acuerdo garantiza que los nuevos operadores están obligados a contratar sólo a estibadores que estén en el gremio regional, que es el que maneja la cooperativa, o si también pueden traer personal propio que ya tienen trabajando en otras zonas donde operan
El viernes en la Bolsa de Comercio de Rosario se firmó el acuerdo entre gobierno, puertos y cooperativa –con la presencia Júarez y el subsecretario de Puertos y Vías Navegables de la Nación, Jorge Metz- que se había alcanzado a principio de semana para garantizar la competencia. No obstante, el viejo cacique sindical demoraba la firma del acta. Pero, en el marco de una ofensiva del presidente Mauricio Macri sobre poderosos sindicatos (que ya tiene tras las rejas a un viejo contrincante de Juárez, como el caballo Suarez del Somu, y ahora también al líder de la Uocra bonaerense) Juárez terminó estampando su firma el viernes en la Bolsa.
Además de Metz, Juárez y el anfitrión, Alberto Padoán, participaron de esa reunión Pablo Jukic, secretario de Transporte de Santa Fe; Luis Zubizarreta, presidente de la Cámara de Puertos Privados Comerciales; Guillermo Wade, gerente Cámara de Actividades Portuarias; Martín Brindici, gerente de Cámara de Puertos Privados Comerciales; Alfredo Sesé, Bolsa de Comercio de Rosario y Ángel Elías, presidente del Enapro y del Consejo Portuario Argentino.
En rigor, el servicio de estibaje en norte del Gran Rosario siempre estuvo desregulado, pero con los años fue copado por Juárez a fuerza de presión sindical sobre las empresas que buscaban otro proveedor y también por el buen servicio que ofrecía. La “apertura de competencia” firmada el viernes tuvo un primer paso el año pasado cuando la cámara portuaria abrió un registro de oferentes interesados para ser contratados por los puertos. Los empresarios aprovecharon para hacer la movida, impensada años atrás, porque el nuevo gobierno arrancó con el objetivo de desarmar negocios concentrados. Para descomprimir, Juárez anunció una histórica y sorpresiva baja del 30% de las tarifas (en dólares) en dos años, guiño que también le facilitó su arribo a otro negocio, el de los remolcadores, que es precisamente otro sector que el gobierno quiere desregular y ahí, por el contrario, Júarez viene a llevar más competencia. Pero pocos oferentes se acercaron porque faltaba el acuerdo firmado ahora de tranquilidad social y sindical.

Fuente: Punto Biz

Dejar una respuesta